sábado, 3 de diciembre de 2016

A vueltas con la vida

Me dedico desde hace un año a dar clases de Lengua castellana y Literatura en institutos públicos de Andalucía. Profesora interina que recorre kilómetros y que cree haber encontrado, dentro de un aula y rodeada de adolescentes -con sus dudas, sus problemas, sus ánimos y sus ganas de comerse el mundo-, su verdadera vocación.

Pero antes de eso, mucho antes, me apasionaba tanto el periodismo que fue la licenciatura que estudié. Hoy admiro y respeto a los compañeros y a los medios y programas que hacen periodismo de verdad (y no son tantos).

Hace algo más de quince días me reencontré con el periodismo gracias a la educación. Y he vuelto a vincularme con el primero mientras me dedico a lo segundo. Me han dado la oportunidad, y tengo la suerte, de colaborar cada quince días en La Voz del Sur con un artículo de opinión, un espacio en el que escribiré libremente de aquello que me interese.

Podéis buscar mis artículos en el siguiente enlace http://www.lavozdelsur.es/opinion y también localizarlos en este mismo blog, en un nuevo gadget que he incluido con el nombre Mi columna en La Voz del Sur y que os lleva directamente a ellos.

Diciembre: acróstico

Di lo que quieras: llámame
Ilusa cada vez que te 
Cuente que
Imagino que podemos dejar pasar
El invierno mientras nos
Mecemos en sábanas de
Besos, desnudos de ropa y piel,
Refugiándonos simplemente
El uno en el otro

Sujetaba con firmeza el volante...

Sujetaba con firmeza el volante. 
Sus manos sabían a donde llevarme,
y coincidía exactamente 

con el lugar al que quería dirigirme.


Sus manos. 
Aquellas que acariciaban los puntos cardinales de mi cuerpo,
y que ahora acortaban la distancia 
para que yo llegase a tiempo a su vida.

La noche se convirtió...

La noche se convirtió
en el momento perfecto de cada día
porque en las horas oscuras
tus sueños y los míos
coincidían en la misma almohada.